Saltar al contenido

¿Puedo darle aguacates a mi bebé?

Los aguacates tienen la reputación de ser un súper alimento. Están llenos de vitaminas, minerales, grasas saludables, fibra y muchos otros nutrientes. Además, tienen un sabor único y muchos usos para cocinar, picar y hornear. Pero, ¿En qué momento podemos comenzar a darle aguacate a un bebé?

¿Puedo darle aguacates a mi bebé?

¿Cuándo pueden comer aguates los bebés?

Afortunadamente podemos comenzar muy pronto. Se puede administrar a bebés a partir de los 6 meses.

El aguacate es un excelente alimento para los bebés debido a su sabor delicioso y su textura cremosa. Además, su grasa es especialmente adecuada para el cerebro y el desarrollo general del bebé.

¿Cómo puedo darle aguacates a mi bebé?

Puedes comenzar con aguacates solos en forma de puré y más adelante combinar con otras frutas como plátano, mango, manzana o pera.

No es necesario que lo cocines. Basta con quitarle la capa exterior y utilizar la carne. A partir de los ocho meses puedes incluir aguacates maduros en rodajas a su alimentación habitual.

Beneficios del aguacate para la salud del bebé

  • Los aguacates son una excelente fuente de grasas saludables.
  • Ayudan al cuerpo de su pequeño a absorber más fácilmente los nutrientes de otros alimentos vegetales.
  • Los antioxidantes del aguacate son adecuados para la salud ocular del bebé.
  • La vitamina C en los aguacates protege el tejido corporal del bebé, lo que resulta en una piel y un cabello saludables.
  • Los altos niveles de potasio que se encuentran en los aguacates son útiles para regular el crecimiento muscular de su bebé.
  • Los aguacates tienen la cantidad adecuada de calcio y proteínas. Eso ayuda a construir y mantener huesos y dientes sanos en los niños.
  • El contenido de fibra en los aguacates ayuda a desarrollar el sistema digestivo y previene el estreñimiento en bebés y niños.
  • El aguacate apoya la salud del corazón debido a su contenido de ácido fólico.

Como seleccionar y almacenar aguacates para bebés

Elija aguacates que sean firmes y de color verde oscuro.

Un aguacate maduro cede cuando se presiona suavemente. Los aguacates maduros se deben consumir en uno o dos días. Colóquelo en el refrigerador para ralentizar el proceso de maduración si no lo usa inmediatamente.

Si los aguacates no ceden a una presión suave, significa que aún no están maduros. Los aguacates verdes pueden tardar de cuatro a cinco días en madurar a temperatura ambiente.

Para asegurarte si están maduros o no puedes hacer la prueba del tallo. Esto consiste en arrancar el tallo del aguacate. Si no se desprende rápidamente, el aguacate aún no está maduro

En cambio, si el tallo sale rápido y el color debajo es verde brillante, está perfectamente maduro y listo para usar. Si el color de abajo es marrón, está demasiado maduro y no tendrá el mismo gusto.


Entradas relacionadas